Poppy y Zim | Caravelle

Entrevista por Juan Luis Casañas | Foto por Jaime Abascal

La Volkswagen Caravelle es una caravana que sirvió a Poppy y Zim, las mentes detrás de Caravelle, para recorrer Europa y luego mudarse de Londres a Barcelona. Al llegar a nuestra ciudad, decidieron vender su vehículo para poder comprar una máquina de café. Hoy en día esa pequeña inversión se ha convertido en un espacio que no sólo nos ofrece uno de los mejores Brunch de la ciudad, sino que además se acaba de aventurar en la producción de  su propia cerveza artesanal. Hoy Poppy nos habla sobre la historia de este espacio, su integración en el barrio y sus planes para el futuro.

T M: ¿Cómo y por qué decidieron crear Caravelle?

Poppy: Estábamos en Londres, teníamos 2 restaurantes que allí se conocen como gastropubs, una especie de lugar más moderno que el clásico pub y con comida. Los llevábamos con un compañero más, pero terminamos con ese emprendimiento porque él quería regresar a Australia, lo cual nos dejó preguntándonos cuál sería nuestro próximo paso.

Zim, siendo australiano, extrañaba mucho el sol y teníamos amigos que ya vivían en Barcelona. Además, ya estábamos familiarizados con la ciudad, así que decidimos que simplemente vendríamos a ver si nos gustaba y si había oportunidades de negocio.

Teníamos una hija de un año, así que lo hicimos conscientes de que era una idea loca, pero vinimos y nos tomó 6 meses terminar de asentarnos. Percibimos que definitivamente había un vacío en el mercado. Eso fue hace 6 años y todo seguía siendo muy tradicional en la ciudad, así que nos lanzamos pero pronto nos dimos cuenta de que el vacío que había implicaba que el comienzo fuese lento por la falta de comprensión del concepto. Tuvimos mucho apoyo, pero el primer año nos supuso mucho esfuerzo.

Luego la actitud empezó a cambiar. Se empezaron a abrir más lugares, la gente empezó a entender lo que hacíamos y trabajamos mucho para comunicarlo. También hemos cambiado a lo largo de los años y hemos experimentado cosas muy distintas, pero siempre manteniendo el foco en que todo fuese casero.

Lo hacemos todo aquí. Lo que nos guía es la idea de que si no podemos hacerlo nosotros, entonces no lo compramos, así que tratamos de producir todo en la trastienda, aunque puede que muchos no sepan que lo hacemos así.

Come y bebe con gusto en el Raval: un espacio luminoso, diáfano y con una propuesta gastronómica que no te dejará indiferente.

 

T M: ¿Cómo han evolucionado? ¿Cómo ha cambiado el barrio y cómo se han integrado en él?

Poppy: Las primeras veces que vinimos a visitar se nos decía que el Raval era un lugar al que no se recomendaba entrar. Todavía había mucha gente que no se acercaba a esta zona de la ciudad. De todas formas, el punto en el que nos encontramos siempre fue una excepción a esa idea que se tenía del barrio. Tenía ese ambiente local que nos interesaba, pero la verdad es que éramos muy ingenuos a la hora de entender qué podría funcionar en cada zona de la ciudad.

La realidad era que había muy pocas opciones en Ciutat Vella y todo era muy caro. Por un tiempo evaluamos la posibilidad de estar en el Eixample, pero mucha gente nos recomendó no hacerlo. Al final encontramos este rincón que tiene la vibra que buscábamos. Está cerca de las zonas turísticas, pero con ese aura local.

También, una vez seleccionado el lugar, empezamos a conectar con personas que regentan tiendas y cafés en esta zona y muchos de ellos nos ayudaron a empezar. Muy pronto se sentía como si nos hubiésemos integrado en la pequeña comunidad de personas que trabajan en este punto de la ciudad.

T M: Acaban de iniciarse en el mundo de la cerveza artesanal, ¿cómo han vivido ese cambio?

Poppy: Hace apenas 6 meses empezamos a producir nuestra propia cerveza. Comenzamos con un maestro cervecero que trabajaba en las afueras de la ciudad, pero luego nos tentó la posibilidad de hacerlo nosotros mismos y teníamos un pequeño espacio que utilizábamos para almacenamiento, así que pensamos que teníamos todos los elementos para aventurarnos en este mundillo. Ya estamos en el punto en el que producimos 6 tipos de cervezas.

 

Estamos muy contentos con la forma en que eso ha evolucionado. Seguimos dando los primeros pasos y no estoy segura de cómo evolucionaremos, pero por ahora estamos muy contentos con el proceso de maridar nuestras cervezas con nuestra comida, lo cual es extremadamente importante para nosotros.

 

También seguimos trabajando con productos de Australia y Nueva Zelanda, así que estamos obteniendo cervezas muy interesantes y sabrosas. Nos interesan tres cosas: que la cerveza sea agradable, sabrosa y que se mezcle bien con nuestros platos. A partir de eso, quién sabe qué intentaremos en el futuro.

 

T M: ¿Cómo se han integrado en el mundo de la cerveza artesanal barcelonés?

Poppy: Nos gusta sentir que el movimiento es muy fuerte. Los festivales que se están realizando desde hace 5 o 6 años, como el Barcelona Beer Festival, son impresionantes. Algunas de las cervecerías ya se han hecho un nombre y es agradable formar parte de este grupo.

Una de las cosas que nos gusta de estar en Barcelona es que, comparándola con Londres, aquí la sensación es más familiar, porque allí hay mucha más competencia y todo el mundo se frena a la hora de compartir información o ayudarse, mientras que aquí hemos hecho muy buenas conexiones con personas en distintas esferas de la industria y hemos sentido una respuesta amigable y atenta.

 

Comenzamos con un maestro cervecero que trabajaba en las afueras de la ciudad, pero luego nos tentó la posibilidad de hacerlo nosotros mismos. […] Ya estamos en el punto en el que producimos 6 tipos de cervezas.

¿Cuál crees que será la evolución de Caravelle?

Lo que ocurre es que ya tenemos un tiempo en esto y acabamos de abrir la cervecería. Podríamos haber abierto otro local, pero creo que nuestra intención es que esto sea algo mucho más personal. Ponemos mucha energía en este lugar y no estamos interesados en hacer crecer este negocio de manera exponencial.

Evidentemente queremos nuestra pequeña marca, y queremos seguir mejorando y mostrando lo que hacemos. Supongo que la cerveza nos va a guiar hacia nuestro nuevo proyecto.

Sigue explorando las novedades de trendmap:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*