KIBUKA, el placer de japón transportado a occidente

La semana pasada estuvimos en el Kibuka Goya, restaurante y sushi bar, clásico del barrio de Gracia. No era la primera vez que íbamos, por lo que de más está decir que sabíamos que íbamos a tener una buena experiencia. Lo que pasa es, que los clásicos son un ritual que te contentan desde que llegas a la puerta. Su mítica esquina nos espera, concurrida, con parejas, compañeros de trabajo o amigos que parecen escaparse a la hora del almuerzo para saborear sus platos.

Al llegar, rápidamente el local se llenó…quedándonos sin ninguna posibilidad de ocupar sus mesas estrella, al lado de los preciosos ventanales que lo rodean. Pero no por ello nuestra experiencia fue peor…al contrario…la luz tenue del local te invita a la intimidad, a agudizar los sentidos, y a disfrutar de una comida o velada distendida en un local en donde lo importante es, lo que vas a comer.

En su carta distinguirás su clara influencia occidental, platos con toques mediterráneos combinados a la perfección con la tradiciónal comida japonesa.

Comenzamos con las Gyozas de carne, irresistibles empanadillas de cerdo con salsa de sésamo…si las pides no te arrepentirás. Continuamos con un shake-avocado tartar, su riquísimo tartar de salmón y aguacate servido con salsa ponzu y wasabi. Estos dos clásicos son un verdadero manjar de la casa, perfecto para comenzar la degustación.

Seguidamente pasamos a sus especiales. Pedimos el Miso & Maguro Uramaki, recubierto de aguacate con salsa de miso y sésamo, relleno de atún picante y lechuga. Un riquísimo plato para los amantes del spicy, pero a su vez muy fresco, diríamos que especial para estos últimos días de verano.

Pero sin lugar a duda, el Aburi- Uramaki fue nuestro gran favorito. Recubierto de salmón flambeado, cebolla confitada relleno de tempura de langostino, queso crema, masago y tomate seco…una mantequilla en el paladar. ¡Super recomendable!.

Si lo tuyo es más el pescado crudo…te recomendamos no dejar de probar el sashimi  y nigiri de salmón y de atún, porque sinceramente están de muerte…podrás apreciar su pescado fresco y de calidad. Y si además, eres de los arriesgados, hay un plato que no te dejará indiferente: el Kanotegi Nigiri. Se trata de dos piezas de arroz envueltas en salmón rellenas de huevo de codorniz e ikura (huevas de salmón). Una literal explosión de sabor, que se queda grabado en tu retina y tu paladar, y que te aseguramos, soñarás con él.  ¡Ya estoy deseando volver para probarlo de nuevo!.

Por supuesto, no podíamos irnos sin probar alguno de sus postres. Pedimos un mochi de té verde. ¡Delicioso¡.

Un aplauso para Kibuka.

Sigue explorando las novedades de trendmap:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

5 × tres =